Servicios Ambientales y Cambio Climático

"Todos los seres humanos y la vida en general son perjudicados por el cambio climático, sin embargo, los Pueblos indígenas y las comunidades locales del mundo son más vulnerables, y por lo tanto están enfrentando retos inmensos. Los cambios en el clima y el medio ambiente, la
explotación debido a la globalización económica, los tratados de libre comercio y la imposición continua de las formas occidentales de desarrollo, amenazan local y globalmente a las comunidades indígenas y locales que dependen de sus tierras. La supervivencia de las culturas indígenas en todo el mundo, incluyendo sus lenguas y el derecho a practicar su herencia cultural, continúan siendo perjudicados por un mundo industrializado con un paradigma de crecimiento económico que carece de conciencia y respeto por la Madre Tierra; como “guardianes” de Ella, muchas tradiciones indígenas indican que es su responsabilidad histórica proteger lo sagrado de la Madre Tierra y ser los defensores del Círculo de la Vida, la cual incluye la biodiversidad, los bosques, la flora, la fauna y todas las especies vivientes.
Los Pueblos Indígenas que participan en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), las negociaciones sobre el clima y el Convenio sobre Diversidad Biológica están en las primeras líneas de fuego ante una estructura de poder que minimiza la importancia de las cosmovisiones, filosofías y visiones del mundo indígena. Estas estructuras de poder residen dentro del proceso de la ONU y evidencian las inequidades vigentes en los países industrializados, en los más desarrollados de los países en vías de desarrollo, en el Banco Mundial y en las instituciones financieras. Estos actores poderosos tienen sistemas económicos que objetivizan, mercantilizan y le ponen un precio a la tierra, al agua, los bosques, y al aire, lo cual es anti-ético de acuerdo con la cosmovisión indígena. Los Pueblos Indígenas, del Norte y del Sur, están obligados a entrar al mercado mundial con nada para negociar excepto los recursos naturales de los cuales depende su supervivencia.
...
 El mero diseño de REDD/REDD+ asegura que el dinero fluirá a los destructores del bosque, no a los protectores del bosque."

Afortunadamente, alternativas reales a REDD/REDD+ ya existen e incluyen:
Resolver los conflictos sobre tenencia de tierras en países boscosos.
Implementar, a nivel global, nacional, regional y local, la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, así como otras normas y estándares relevantes de derechos humanos.                                                                                                                                           Los esfuerzos para detener la deforestación deberán abordar las causas subyacentes de la deforestación y enfocarse en terminar los conductores del lado de la demanda de países importadores;
Abordar los temas de gobernanza y pobreza;
Eliminar la demanda de carne, pulpa, madera, palma aceitera y agrocombustibles;
Reducir drásticamente las plantaciones de monocultivo y las concesiones madereras;
Declarar una moratoria a toda nueva extracción de combustibles fósiles, minería y en la construcción de represas en , o cerca, de las tierras y territorios indígenas;
La minería y la quema de combustibles fósiles deben ser reducidas drásticamente con un compromiso por construir una economía libre de carbono para el año 2050.
Los gobiernos del mundo deben comprometerse a la meta global de prevenir que la temperatura de la Madre Tierra incremente más de 1 grado Celsius".

(Tom B.K. Goldtooth, Red Indígena Ambientalista, Por qué REDD/REDD+ no es una solución, 2013en:  http://noredd.makenoise.org/wp-content/uploads/2010/REDDreaderES.pdf)