BOLETIN INFORMATIVO NOVIEMBRE 2013 - Comunidad Lacandona

A la ciudadanía en general que transita por esta vía de comunicación pedimos su comprensión por la interrupción de su tránsito en este punto solicitándoles también hagan extensivas estas demandas por los medios que estén a su alcance, que a continuación les damos a conocer.

Nuestra comunidad nace con un decreto el 26 de noviembre de 1971 desde esta fecha siempre hemos sido objeto de imposiciones por los diferentes gobiernos en turno aceptando una serie de disposiciones que restringen nuestras actividades así como una serie de promesas que al final únicamente buscan la división dentro de nuestras comunidades.

En el 2008 después de analizar una serie de irregularidades por parte del sector agrario y ambiental decidimos por orden de la asamblea general buscar con los pueblos hermanos una reconciliación firme respetando los derechos de ambos, desafortunadamente por confiar en las instituciones ambientales y agrarias que de mala fe nos confrontaron con otros pueblos creyendo que su intensión era buena, pero al final nuestro análisis nos ha llevado a que siempre han lucrado con nuestra comunidad lacandona y que siempre seamos obedientes a sus decisiones y propósitos comerciales.

Con agrado podemos decir que con muchos pueblos y organizaciones sociales logramos nuestra reconciliación, con desagrado observamos que muchos funcionarios de alto nivel están en desacuerdo que tengamos la unidad entre pueblos de la zona.

También la sociedad debe conocer que siempre se ha mentido con respecto a la selva lacandona, las 614, 321 hectáreas ya no existen en la actualidad pues se han perdido más de 160, 000 Mil hectáreas. Como también es mentira que la reserva de la biosfera de montes azules tenga 331,200 hectáreas, actualmente se ha reducido considerablemente por los errores de la política agraria y ambiental. Sin embargo estas instituciones federales y estatales culpan a los pueblos indígenas de ser los principales destructores, nosotros les decimos que la selvas existen por el cuidado y esfuerzo de nuestros pueblos que muchas veces tenemos que aplicar nuestros reglamentos para poner orden en la conservación de nuestras selvas, no son ellos quienes en realidad la protegen.

La decisión de manifestarnos es porque las autoridades federales y estatales están imponiendo una serie de asociaciones civiles para que se adueñen de las reservas y sitios que nuestros abuelos, padres y nosotros hemos cuidado para las nuevas generaciones, restringiendo nuestras actividades que por costumbres realizamos con todo el cuidado necesario para que no existan mayores destrucciones cuidando nuestros ríos, lagos y nacimiento de aguas.

No aceptaremos que estas organizaciones civiles disfrazadas de ambientalistas se adueñan de nuestras tierras, bosques y aguas como lo quieren pretender que se firmen convenios de 30 años según ellos para la conservación pero sabemos que lo que pretenden es arrebatarnos nuestras tierras.

Puntualmente pedimos al gobierno federal, estatal y municipal respetar nuestros derechos consagrados en la constitución política de los estados unidos mexicanos, a los consagrados en la organización internacional de trabajo, así como la declaración de los derechos indígenas y tribales de la ONU. A tener libertad de nuestras decisiones en nuestro territorio.

Pedimos a los centro de derechos humanos nacionales e internacionales a estar pendientes de nuestras protestas por las posibles agresiones que puedan implementar los gobiernos sobre nuestra comunidad.

Invitamos a todo el pueblo de México, organizaciones sociales, asociaciones civiles independientes y democráticas a defender este gran pulmón de la patria y no caiga en manos empresariales nacionales y extranjeras.

POR LA DEFENSA DE LA SELVA LACANDONA.

*NUESTRO TERRITORIO NO SE VENDE.
*LIBERTAD A LOS 8 PRESOS TZELTALES PROTECTORES DE LA SELVA.
*FUERA JULIA CARABIAS LILLO, JAVIER DE LA MAZA Y SU BANDA COMERCIANTES DE LA FLORA Y FAUNA.
*RECHAZAMOS A LAS ASOCIACIONES CIVILES PRIVATIZADORAS.
*RESPETO A NUESTRA CULTURA Y FORMA DE GOBIERNO DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS DE LA SELVA.

Tags: